Entrevista a… Concepción Miranda: “Apostamos por el made-to-order y buscamos ser lo más sostenible posible”

Maureen Vega Vega y Nathalia Concepción Miranda son las diseñadoras de la firma costarricense Concepción Miranda, una marca creada con alma latina que busca crear piezas que sean verdaderos objetos de deseo por el mimo y el preciosismo con que es abordada cada prenda. Las calidades y los detalles son los dos pilares en que se apoyan para construir una propuesta ética que promociona la economía local y el comercio justo con su comunidad.

Por Agustín Velasco

FASHIONontheRADAR: Sois un dúo creativo con backgrounds muy diferente, pero con inquietudes que se complementan.

Nathalia Concepción miranda:  Mau, antes de Concepción Miranda, se dedicaba a su estudio de yoga y a su blog de vida sostenible, ahora sigue desarrollando estos proyectos tan especiales a la par de la marca. Yo, por mi parte, antes de Concepción Miranda tuve mi propia tienda de ropa y fui representante de una marca de moda para América Latina y Caribe. 

FOTR: ¿Y cómo os conocisteis?

NCM: Gracias a que diseñé y confeccioné el vestido de novia de Mau. Desde el momento que nos conocimos fue muy especial porque creamos una conexión increíble, nuestros pensamientos e ideas se complementaban mucho, y el aprendizaje que recibíamos cada una de la otra era fascinante.  Mau se convirtió en una de las clientas más especiales de la marca, se creó una amistad muy fuerte, y el año pasado en septiembre conversando sobre el crecimiento de la marca y las posibilidades para expandirnos a otros mercados se sumó a la familia Concepción Miranda.

FOTR: Define vuestro estilo creativo.

NCM: Es una declaración de individualidad, diferenciación y creatividad. Como seres en evolución que somos, nuestro estilo se crea a cada instante. Nos encanta crear diferentes propuestas, nos fascina romper el status quo y crear un mundo nuevo colección tras colección. Apostamos mucho a nuestra intuición y destreza para mezclar estampados. Para nosotras lo nuevo, lo inesperado, lo sorprendente, lo que nos saque de nuestra estructura mental, nos apasiona. Es importante para nosotras y nuestro equipo de trabajo el ser flexibles y adaptables. Pensamos que las almas libres necesitan delante de sí un camino abierto y despejado.

FOTR: ¿Se podría decir que sois una firma que apuesta por cierto grado de exclusividad?

NCM: Creamos dos colecciones al año, pero en Concepción Miranda apostamos firmemente por el made-to-order. Buscamos ser lo más sostenible posible dentro de nuestras posibilidades como marca emergente, y el no producir grandes cantidades nos permite crear bajo demanda para nuestros clientes, sin desperdicios. 

FOTR: Ya habéis pisado varias pasarelas en Latinoamérica.

NCM: Hemos tenido la posibilidad de participar en eventos de mucha exposición como la Lima Design Week en Perú, el Art with Tulum en México, el Fashion Week de Panamá y el Fashion Week de Costa Rica. Los eventos de moda nos dan mucha visibilidad, aunque apostamos por las redes sociales y plataformas digitales como base fundamental de la marca.

FOTR: Lanzaste la marca en 2012 pero no empezasteis vuestra fase de proyección internacional hasta 2015.

NCM: La evolución de la marca ha sido increíble, siempre soñamos con crecer fuera de nuestras fronteras y crear posibilidades internacionales, esta gran meta es la que nos ha permitido llegar a la realidad en la que estamos hoy en día. Muchas veces nos dijeron que lo que soñábamos era imposible, pero estas palabras, más que frenarnos, nos impulsaban a salir adelante. Uno de los pasos más significativos fue comenzar a ser represantadas por Marc Juan Comunicación. Estar en contacto con los mejores estilistas, editores, fotógrafos y profesionales de la moda nos ha abierto puertas muy importantes para una marca creada en Costa Rica. 

FOTR: ¿Cuáles son vuestros planes inmediatos?

NCM: Para este año ya prevemos la expansión a Estados Unidos y Reino Unido por medio de plataformas de moda sostenible muy importantes. Otra línea en la que trabajamos es incorporar materias primas más amigables con la naturaleza y el medioambiente.

FOTR: Habláis de la importancia del apoyo a la economía local y el comercio justo, ¿en qué acciones concretas lleváis esos principios a la práctica?

NCM: En Costa Rica existen muchas mujeres que trabajaron para grandes maquilas [empresas que producen a bajos costes para terceros de otros países sin someterse al pago de aranceles] hace algunos años atrás. Estas mujeres, que en su mayoría eran el único sustento de sus hogares, quedaron sin empleo cuando mercados de mano de obra más barata empezaron a surgir a nivel mundial. Fueron despedidas y, muchas veces, sus pagos de liquidación fueron dados en forma de máquinas. Así surgieron muchos tallercitos pequeños que hacen ruedos a un precio insignificante. Son familias completas que sobreviven al día. Estas mujeres tienen la formación, la experiencia y la capacidad para crecer. Nosotros en Concepción Miranda les brindamos la oportunidad de hacerlo, con una retribución realmente justa que les dar bienestar y estabilidad a sus familias y sus hogares. Además, en la parte de diseño, fotografía, modelaje y demás, siempre contratamos a profesionales emergentes en sus respectivos sectores, expandiendo la escalera al éxito para más soñadores como nosotras, que desean tener una oportunidad de poder mostrar su trabajo y darles la visibilidad y el pago que se merecen.

FOTR: ¿Cómo os está afectando este momento económico de pandemia que estamos viviendo?

NCM: La pandemia nos ha afectado en muchos aspectos. Profesionalmente, las fábricas que nos suplen de telas, cremalleras e hilaturas están cerradas indefinidamente, entonces no podemos acceder a la materia prima para poder hacer muchas referencias. Seguimos trabajando con nuestras colaboradoras, con lo que teníamos, para no dejarles sin trabajo en esta situación tan complicada. Estamos echando mano de la imaginación para seguir trabajando hasta que todo vuelva a la normalidad. 

FOTR: ¿Y en lo personal?

NCM: Tanto Mau como yo somos madres de familia. Mau en enero acaba de dar a luz a su tercer hijo y yo tengo dos, entonces es un aprendizaje el equilibrar que sigan sus clases del colegio en casa, los juegos, la diversión, y todo lo que conlleva nuestros hogares en cuarentena. Además la parte creativa no se detiene, seguimos creando para la nueva colección, siendo positivas, usando nuestra energía para visualizar un mundo lleno de paz, protección y armonía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *